20 de agosto de 2012

Al César lo que es del César

Después de un lapso de dos semanas sin postear algo, vuelvo a las andadas. Esta vez no se ha tratado de falta de inspiración (aunque reconozco que algo sí que ha habido, aunque no haya sido lo principal), si no más bien de una visita de una semana de mis padres. Y como que no es plan.

Pero bueno, a pesar de lo que pueda parecer, y tras rimbombante título, esta vez toca hablar de cine. Y, más en particular, de Avatar. Sólo espero que, después de este post, no empiece a encontrarme gente en la puerta de casa con sogas, horcas y antorchas. Y es que mucho me temo que este post no vaya a gustar demasiado a los fans de Pandora.

Veréis, yo fui a ver Avatar al cine cuando se estrenó, y debo reconocer que salí de la sala emocionado y deseando ser un Na'vi. Más o menos, como la inmensa mayoría de los que han visto dicha película (más aun si fue en 3D como fue mi caso). Pero conforme pasaron los días, la emoción inicial fue dando paso a una revisión más calmada sobre lo que acababa de ver.

Es cierto, en el apartado técnico, Avatar es sublime. Ahí no tengo ninguna queja en absoluto. Y cumple muy bien como película de Ciencia-Ficción, ya que nos muestra un mundo futuro (amén de otro extraterrestre) con todos sus -posibles- adelantos. Mención especial me merece el apartado bélico. Los helicópteros ("escorpiones") y, sobre todo, las armaduras de combate, me maravillaron por completo. Y como he dicho antes, si encima la veías en 3D, pues ya era el acabose. No es para menos, ya que fue la película que hizo estallar la fiebre del 3D (y creo que le tengo cierta manía precisamente por esto mismo, aunque eso ya es harina de otro costal), se hizo íntegramente en 3D y consiguió que cualquier sala de cine que se preciara, instalara un proyector con dicha tecnología para poder proyectarla. Hasta ahí, todo bien. Todo sea por el progreso. Viva el progreso.

Pero, como suele decirse, no todo el monte es orégano. Y todo lo que a Avatar le sobra de tecnológico... le falta de guión. Puntualizaré esto, porque tampoco es que el guión se malo. Sencillamente, es que es muy simple. Dicen que James Cameron tenía esta película en mente desde que tenía 16 años... y se nota. Porque toda la película puede resumirse en "Los humanos son muy malos y los na'vi son muy, pero que MUY buenos. Pobrecicos ellos". Amén que, si te paras a pensarlo y a meditarlo, la historia, los personajes, y el desarrollo de la misma, recuerda muchísimo a cierta película de Disney Studios (sólo que sin canciones). O lo que es lo mismo: La película/historia que podría escribir un chaval de 16 años (esto no quiere decir que las películas de Disney las escriban chavales de 16 años, es simplemente que están hechas para otro público). 

Esto, a priori, no tiene por qué ser malo. A fin de cuentas, la misión última de una película es la de entretener. Ni más ni menos. Y si entretiene o, por lo menos, logra el cometido de su género (que te rías si es comedia; que te asustes si es de terror; etc.), pues perfecto. Aquí paz y después Gloria. El problema con Avatar ha sido, y es, esa entronización como Noveno Arte en sí mismo. Cuando se dice que Avatar es buenísima, de las mejores películas que se han rodado jamás. Una obra maestra. Y esto, señores, sí que no. Por aquí sí que no paso. Ni mucho menos. Precisamente porque para que una película sea considerada como "Obra Maestra" tiene que ser perfecta en todos sus aspectos. Si falla sólo uno de dichos aspectos, lo siento mucho pero se le podrá clasificar de cualquier manera menos de "perfecta".

Pues bien. Todo esto lo pensaba yo cuando se estrenó la película, y de eso hace ya tres años. Y me gané una serie de buenas broncas por decir esto mismo, por poner en tela de juicio la perfección de Avatar, como si de un hereje medieval se tratara. Bueno, pues hoy he vuelto a verla y me reafirmo en todos y cada uno de los puntos expuestos más arriba. Y aun es más, le añado otro "pero". Toda película que se precie de ser considerada como "obra maestra" debe tener el don de los buenos vinos, es decir, el de envejecer bien. Esto, en una película, se traduce en que dicha cinta sea capaz de transmitirte, siempre que la veas, las mismas emociones que te transmitió la primera vez que la viste. Y en este aspecto, a mí, personalmente, me parece que cuanto más se ve Avatar, menos impresiona. Pero claro, esto es algo totalmente subjetivo.

En fin, y resumiendo un poco: Avatar está bien, es una película buena que te hace pasar un rato más que entretenido. Pero eso sí, no os dejéis engañar por toda esa pléyade de fans acérrimos que os vengan diciendo lo magistral y maravillosa que es.

Y, por supuesto, que en última instancia, la única opinión que cuenta es la propia. Yo aconsejo a todo aquel que aun no la haya visto que le de una oportunidad. Si no le gusta, será por muchos motivos, pero no creo que sea por falta de calidad.


Pd.- Si alguien se ha molestado en echar las cuentas, he mencionado a esta película como noveno arte... y si el cine es el Séptimo, ¿Dónde está el Octavo? Lo videojuegos, queridos camaradas. Los videojuegos.

3 comentarios:

Naku Heartilly dijo...

Yo tengo un problema, y esque no se apreciar "bien" esto de efectos especiales super chachis, igual que me pasa cuando me piden que compare el RE4 de PS2 y GameCube... no soy capaz de ver diferencia, me faltará algo en la vista no se xD.
El caso es, que yo Avatar la he visto solo una vez, en el cine (en 2D). No la volvería a ver nunca, sencillamente porque se me hizo muy larga... Al principio estaba muy entretenida, pero no recuerdo en qué parte empecé a aburrirme y notaba como se me hacía eterno. Las películas que solo cuentan para encantar al público con efectos especiales, me aburren... igual que me pasó en su día con Transformers (y si encima no me gustan los mechas...xD).

Así que estoy deacuerdo contigo, esta película no tiene nada de sublime respecto a historia, flojea mucho y aburre. Se salva por la estética, pero sinceramente... pasa como en los videojuegos, todos tienen una estética tremenda y pocos son los que contienen hoy día una historia que te haga enamorarte. Y eso, para personas como yo, que tenemos el ojo de los efectos visuales atrociado... es una gran putada.

Pig_Saint dijo...

Yo insisto en decirte que no sé de dónde sacas que la gente considere Avatar una obra maestra. Quizás los adolescentes. Yo no conozco a NADIE que crea que lo es. Así de simple. A nadie.

Sobre las absurdas comparaciones con Pocahontas, también te he comentado muchas veces que empezaré a verle las similitudes reales cuando haya otros blancos que apoyen a John Smith, éste se vuelva negro y para colmo se convierta en el líder absoluto y mitológico de la tribu, incluyendo el quedarse en América. Lo que vendría a ser la parte principal de la historia de Avatar, vamos. Hasta podemos dejar lo de que Pocahontas no sea capaz de dar un palo en una pelea y Neytiri sea una guerrera brutal. Hay muchas películas sobre conquistas de "nuevos mundos" y nunca se ha dicho nada de ese cuento. Que a la gente les gusta trollear y ya está. JAJAJAJAJA.

Por lo demás Avatar me parece un peliculón, aunque esperaba más por parte de un guión de Cameron, punto que hasta Avatar siempre me había parecido sencillamente impecable y que en Avatar es un querer y no llegar. Técnicamente sigue siendo lo máximo hasta la fecha con mucha distancia, y el trabajo de los diseñadores me parece sencillamente sublime. No espero que algo así vaya a ser superado a corto plazo.

Sybil Vane dijo...

Yo tampoco puse nunca por las nubes la peli y siempre la comparé con "bailando con lobos" y "Pocahontas"... No sé, me gustó cuando la ví, pero me pasó como a Naku, hubo partes que me aburrieron y me parecieron lentas. Por lo demás, la veo una peli palomitera, de estas que si echan por la tele te quedas a verla, pero que no la verías una y otra y otra vez.

Desde mi punto de vista, una peli es buena/perfecta cuando siempre te apetece verla y como dices, te despierta las mismas sensaciones que la primera vez, e incluso nuevas emociones que desconocías. Y añadiría un punto más para que fuera perfecta: Que cada vez que la vieras, la redescubrieras. Hay películas que tienen esa magia y avatar... Dista mucho de esa imagen de película ideal que tengo en mi cabeza.

Ya ves, no estás solo en esta opinión!! ^^